ARDIENTE SECRETO de Stefan Zweig

9788496136595

Editorial: ACANTILADO
Año edición: Madrid, 2004
Traducción: Berta Vias Mahou

Follow my blog with Bloglovin

Con Stefan Zweig siempre he tenido con toda su extensa obra una relación de descubrimiento y admiración constante. Su elegante prosa narrativa en todos sus escritos, bien sea en las novelas, en sus vibrantes biografías o en sus ensayos históricos, sin dejar de señalar su brillante autobiografía “El mundo de ayer” retrato de una Europa decadente, nos sumergen entre sus paginas atrayéndonos de tal manera que siempre queremos un poco más y como él bien señalaba “Solo un libro que se mantiene siempre, página tras página, sobre su nivel y que arrastra al lector hasta la última línea sin dejarle tomar aliento me proporciona un perfecto deleite“. Su prolífica obra accede a los deseos de Zweig y de sus lectores: siempre encontraremos ese tesoro literario que sacie nuestra sed.

Ardiente Secreto, cuyo título original es “Brennendes Geheimnis” y publicada en 1911 es una novela corta que narra la  historia de un interesante triángulo “amoroso” que desarrolla su acción en un balneario en Semmering.

3a237106-ccb5-4eb7-bbba-346c91b240f2_l

El relato comienza con un barón “perteneciente  a la no muy prestigiosa nobleza del funcionariado austriaco” que huyendo de la soledad, busca entre la clientela del balneario “...una aventura, aunque fuera fugaz“. Zweig a través del Barón nos retrata este tipo de hombre narcisista:

Era uno de esos hombres jóvenes a los que su hermoso rostro les ha favorecido mucho y en los que todo está constantemente dispuesto para un nuevo encuentro, para una nueva experiencia; unos de esos jóvenes que siempre se hallan en tensión, para lanzarse a lo desconocido de una nueva aventura; a los que nada les sorprende, porque, estando siempre al acecho, lo calculan todo; a los que no se les escapa ninguna oportunidad erótica, porque ya al primer vistazo captan a cada mujer desde el punto de vista sensual, tanteando y sin distinguir si se trata de la esposa de su amigo o de la criada que les abre la puerta que conduce hasta ella

Aceptando una estancia aburrida y solitaria, aparece en escena una mujer “…una clase de mujer que a él le gustaba mucho, una de esas judías un tanto voluptuosas, rayando en la edad madura…” acompañada por un chico de unos doce años de edad. En ella vio la víctima perfecta  para sus actitudes “había empezado el juego“.  La táctica era clara, atraer a la madre mediante una víctima intermedia: el niño, cuyo nombre es él único que Zweigs nos señala, Edgar. Se acerca -el barón- a el chico con su modales atrayentes que afectan de manera sorprendente a un niño sensible y solitario que se siente feliz y agradecido por ser el centro de atención de un desconocido adulto. Conseguida la pequeña presa atrapa, a continuación, la atención de su principal objetivo: la Madre. Desde ese momento, Edgar deja de ser el centro de atención del Barón y empieza a cuestionarse la nueva actitud que tiene hacia él “¿Qué estaba ocurriendo? Algo había cambiado entre ellos, y el niño no sabía por qué. Inquieto, dejó vagar la mirada. en su corazón golpeaba un diminuto e impetuoso martillo: la primera sospecha“.

Desde ese momento Edgar se convierte en el actor principal de la narración, vemos el juego tejido por adultos a traves de una inocencia que va sufriendo una transformación paulatina por unos sucesos que acontecen delante de sus ojos ybrennendes_geheimnis_1928_insel_verlag_leipzig que le parecen difíciles e incomprensibles “A veces tan sólo una única y delgada puerta separa a los niños del mundo que nosotros llamamos real, y un soplo de viento casual hace que se les abra de golpe“. Su tenacidad le lleva a intentar descubrir este misterioso “secreto”. Los hechos que se suceden, descubren un triángulo de relaciones complejas y sutiles a la vez, mientras que Edgar va dejando de ser niño  para entrar en un nuevo mundo que no entienden y le resulta feo, complejo,  “Pero qué terrible secreto era aquel que empujaba a las personas mayores a engañarle a él, un niño, y a desaparecer como criminales?” y dicha incomprensión que le lleva a adentrarse en el secreto pero que le alejan, a su vez, de su mundo para entrar en uno que escapa a las inocente herramientas con las que visualiza la realidad que acontece. Ésta búsqueda implicará un cambio trascendental en Edgar, la perdida de la niñez, su inocencia … saber que pertenece a el mundo de los adultos implica el conocimiento de secretos y el deber de guardarlos “… le pareció como si viera la realidad por primera vez, como si el velo que cubría las cosas hubiera caído y como si todo ahora se mostrara: el interior de sus intenciones, el nervio secreto de su actividad“.

Zwieg nos lleva a una intriga, creada con unos personajes que actúan entrelazados, pero que tienen individualizadas características psicológicas: narcisismo, lujuria, erotismo y complejo edípico. La influencia de las ideas de su amigo Freud es esencial en el trasfondo que subyace en cada uno de estos tres personajes. La perdida de la inocencia de Edgar, el narcisismo y la lujuria obsesiva representado por el barón y el deseo erótico insatisfecho de la madre que busca nuevas sensaciones. Todo ello en el trasfondo de sucesos que llevaron a la Primera Guerra Mundial. Edgar es un símbolo de cambio, del paso de una etapa a otra, mientras el mundo que conoce Edgar  cae, él entra en la dura realidad. Así, de tal manera, Europa dejaba caer el telón de una inocencia llena de sueños e irrealidades y se veía inmersa en la etapa mas negra de su contemporánea historia.

ADAPTACIONES CINEMATOGRÁFICAS

Esta novela fue llevada al cine en un primer momento, en Alemania, por Robert Siodmak en 1933. Los papeles principales fueron interpretados por Willi Forst y Hilde 1171013Wagener y Hans Joachim Schaufuss en el papel de Edgar. La película fue prohibida con la llegada de Hitler al poder principalmente por dos razones: la primera que tanto el director como el autor de la novela en la que está basada, Zweig, eran judios; y segundo porque el título “Ardiente Secreto” podría indicar alguna referencia al incendio sospechoso del Reichtag en febrero de 1933. Fue la última película grabada en Alemania para el director Siodmarks, que dejó patente mediante la simbólica última escena en la que aparece la madre tras la cortina, ocultando el misterio que debe ser ocultado.

En 1956 Stanley Kubrick tenía un guión para la adaptación de la novela, pero que nunca llevó a cabo, aunque empleó el tema de la confusión de sentimientos entre sueño y realidad, la violencia y el erotismo en su última película “Eyes Wide Shut”. Andrew Birkin, que trabajó mucho tiempo como asistente de Kubrick sí retomó el proyecto con la película “Burning Secret”, con Klaus Maria Brandauer en el papel del barón y Faye Dunaway en el de madre.

 

Anuncios

Acerca de oliviaylibros

Luchadora, voraz lectora y dibujante principiante, que ama la Vida por encima de todo
Esta entrada fue publicada en Libros. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a ARDIENTE SECRETO de Stefan Zweig

  1. Carlos Tupiño dijo:

    Es uno de mis escritoores favoritos. Es cierto, tiene una prosa elegante que hace que la lectura se disfrute a lo largo de cada uno de sus trabajos. Ese libro aún no lo he leído, más bien he trminado con la lectura de Carta de una desonocida, otro excelente trabajo de Zweig.

    Le gusta a 2 personas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s