DEMIAN de HERMANN HESSE

loffit_max-demian-el-genio-de-hermann-hesse_01

 

Editorial: ALIANZA editorial (bolsillo)
Año edición: Madrid, 2016
Traducción: Genoveva Dieterich

“Si no fuéramos algo más que seres únicos, sería fácil hacernos desaparecer del mundo con una bala de fusil, y entonces no tendría sentido contar historias, Pero cada hombre no es solamente él; también es el punto único y especial, en todo caso importante  y curioso, donde, una vez y nunca más, se cruzan los fenómenos  del mundo de una manera singular. Por eso la historia de cada hombre, mientras viva y cumpla la voluntad de la naturaleza, es admirable y digna de toda atención”

Demian. Historia de la juventud de Emil Sinclair

  • INTRODUCCIÓN

En esta obra literaria de Herman Hesse, que he intentado analizar y, por qué no decirlo, entender e incluso descifrar, cuenta la historia, en primera persona, defullsizeoutput_580 Emil Sinclair, concretamente los hechos desde su temprana infancia hasta el duro inicio de su  edad adulta. El autor, Hesse,  se caracteriza por plasmar, su experiencia y conocimiento que adquiere en su vida, en sus propias obras, dándoles una pátina de realidad pero sumiéndolas de un aire místico y transcendentalista, al fin y al cabo él nunca dejo de ser el hijo de un pastor pietista. Para comprender esta “interrogativa” obra, debemos situarla en un contexto determinado y en unos hechos históricos y cruciales que conformaron la creación de esta corta novela. No vamos a encontramos mucha acción en ella, al fin y al cabo son los pensamientos y pequeñas acciones rutinarias de un joven, pero sí encontraremos mucho contenido filosófico, religioso e ideológico. Es una novela que está claramente determinada por una realidad histórica, plasmada de unos ideales y una cosmovisión de la vida.

  • CONTEXTO DE LA NOVELA

Hermann Hesse escribió esta novela en 1917, en medio de la I Guerra Mundial. Actuaron sobre ella determinados hechos personales y naturalmente los determinados en la 120808_hermannhesse_01situación en la que en ese momento se encontraba Europa, que hizo posible que ésta novela, realizada en un corto periodo de tiempo, tenga una gran contenido autobiográfico. Hesse plasmará una realidad transformada en una historia de camino y descubrimiento, al igual que él estaba sufriendo en ese mismo momento.
El hecho personal que señalo es la muerte de su padre, pastor pietista, el 8 de marzo de 1916, con el que había tenido una relación muy tensa durante muchos años, pero que, antes de su muerte habían conseguido afianzar un fuerte vínculo. A ello se unió la enfermedad de su hijo y la esquizofrenia de su esposa. Trató de superar estas crisis con curas en Lucarno pero su ingreso en el Kurhaus Sonnmatt donde fue tratado por el psicoanalista Josef Bernhard Lang (discípulo de Carl Gustav Jung), supuso un punto de inflexión en su vida. Este acercamiento con el psicoanálisis, el mundo de los sueños y de los símbolos tendrán una fuerte influencia en la obra en cuestión.
El otro punto esencial en la creación de Demian sin duda alguna fue la situación anterior y durante la Gran Guerra que vivió el escritor. Partimos de un artículo publicado en 1914 en el periódico Zürcher Zeitung titulado “¡Amigos, no en ese tono!“, en el que realiza una crítica contra la guerra y especialmente una defensa de una cultura común europea por encima de nacionalismos. Este artículo pacifista, le llevó a un duro enfrentamiento con la intelectualidad europea inmersa en disputas y patriotismos, por lo que Hesse se sintió en la necesidad de solicitar la nacionalidad suiza, donde ya estaba instalado, y alejarse de su país (“La Eternidad de un día. Clásicos del periodismo alemán” (1823-1934), demian_erstausgabeEditorial Acantilado, Madrid 2016).
Es en este contexto donde nace la novela Demian, que si bien fue escrita en 1917, como he señalado anteriormente, hasta bien finalizada la guerra, en 1919 no pudo ver la luz. El título con la que fue impresa la primera vez fue “Demian. Vida de este chico por Emil Sinclair” (Demian: Die Geschichte von Emil Sinclairs Jugend) debido a las causas señaladas con respecto a su posición pacifista durante la Gran Guerra. Hasta 1920, con la 17ª edición de la novela el nombre de Herman Hesse no apareció como autor de la obra. El seudónimo con el que escribió se añadió al propio título.
En 1946 recibió el premio Nobel de literatura; muriendo el 9 de agosto de 1962 en Ticino, Suiza.

  • DEMIAN: UN CAMINO DE DESCUBRIMIENTO

Emil Sinclair, narrador de esta novela, asiste con diez años al Instituto de Letras de una pequeña ciudad. El es un niño introspectivo que comparte la vida en dos mundos diferentes, el mundo cálido y confortante del hogar “se llamaba padre y madre, amor y severidad, ejemplo y colegio” y el otro mundo fuera de este enclave, en el cual “existían criadas y aprendices, historia de aparecidos y rumores escandalosos…”, demian-paintingpara el joven Sinclair estos dos mundo coexistían en el mismo sitio, en el mismo lugar, allí donde miraba encontraba ese mundo que se escapaba de su reconfortante y regularizado mundo.
Por un mentira nacida en la necesidad de sentirse participe de aquello que desconocía, cae en las garras de Franz Kromer un chico de los bajos fondos, que le incita a cometer pequeños hurtos en su propio hogar (su mundo acogedor) a través del chantaje. Para Emil esta situación supuso un antes y un después “me veía sujeto por nuevas y absorbentes raíces al mundo extraño y tenebroso. Descubrí el gusto de la muerte; y la muerte sabe amarga porque es nacimiento, porque es miedo e incertidumbre ante una aterradora renovación”. Toda esta inquietud termina cuando conoce a Demian, un chico enigmático, que de igual manera desconocida le quita de encima a Franz Kromer que nunca volverá a molestarlo. Pero Sinclair aunque se siente intrigado por las conversaciones con Damian, tras su desquite de Kromer, no sigue su amistad pues algo de él le desconcierta “Ahora yo me agarraba con todas mi raíces a mi antiguo mundo paradisíaco; había vuelto a él y fue acogido con clemencia. Demian no pertenecía a este mundo, no encajaba en él. Además él -de otro modo que Kromer- era un seductor que me unía al mundo malo y corrupto; ahora volvía a ser Abel, yo no quería traicionar a Abel y ayudar a ensalzar a Caín”.
Sinclair terminada la escuela le envían a un internado “…el problema seguía siendo si, con el tiempo, podría yo a llegar a ser un buen hijo o un ciudadano útil o si mi naturaleza me empujara por otros caminos”. Allí se siente un poco desplazado y se hace amigo de Alfonso Beck que le lleva a tabernas y desde ese momento sucumbe al alcohol “Vivía en una orgía autodestructiva constante…mi alma aleteaba llena de angustia en lo más profundo de mi ser.
Un día en el parque, Sinclair se fija en una chica, y sin conocerla ni entablar conversación , la mitificó en su realidad y en sus sueños, llamándola Beatrice “Nunca crucé con Beatrice ninguna palabra. Sin embargo, ejerció en aquella época una influencia profundísima sobre mí. Colocó ante mí su imagen, me abrió un santuario, me convirtió un devoto que reza en su templo”.
Desde ese encuentro y esa recreación mitificada Sinclair vuelve al camino,  como era antes, incluso quiere ir más allá “…imbuir de pureza, nobleza y dignidad…” su vida. Se inicia en la pintura para poder plasmar esa imagen deificada de su amada Beatrice, cuando comienza a dibujarla se da cuanta que los rasgos de su rostro tienen una gran parecido a Demian, pero otro día con la luz de la tarde del crepúsculo descubre que “…lentamente intuí que no se trataba de Beatrice, o de Demian, sino de mí mismo…era mi interior, mi destino o mi demonio”. Las lecturas de Nietzsche y Novalis (poeta alemán del Romanticismo), acompañaron esa catarsis en la que vivía, descubriendo que la muchacha modelo de su Beatrice no era importante sino ese mundo interior que desde que conoció a abraxas_nordisk_familjebokDemian intuía y estaba abriéndose  paso a paso. Tras un encuentro fortuito con Demian y con la aparición simbólica del escudo que estaba sobre la puerta de la casa de Sinclair y del que Demian siempre estuvo muy interesado, encuentra un papel en su pupitre en el que están impresas las siguientes palabras “El pájaro rompe el cascarón. El cascarón es el mundo. Quien quiera nacer, tiene que destruir el mundo. El pájaro vuela hacia Dios. El dios se llama Abraxas”.
Desde ese momento se inicia un nuevo camino de descubrimiento, Sinclair inicia una nueva etapa dejando la niñez para adentrarse en el nuevo mundo de la edad adulta donde se ha de redescubrir y sobre todo conformar como ser humano. Determinados personales esenciales como Pistorius, la madre de Demian, Eva, ayudan a conforman ese nuevo camino dual en el que convive el hombre tal como es, con sus claroscuros, el bien y el mal, el cielo y el infierno. Al final escuchamos el murmullo de tambores de guerra, atisbamos el final de un episodio histórico y nos adentramos bruscamente en el barro ensangrentado de las trincheras que agujerean la ya antigua y perdida tierra europea.

  • CONCLUSION PERSONAL

Es una novela llena de símbolos como la marca del Caín o ese escudo, con tanto significado, que está situado encima de la puerta de la casa de Sinclair representando la figura de un ave de rapiña sobre un cascaron o mundo; el maestro organista Pistorius con un severo carácter misántropo; la madre de Damian, llamada Eva con clara indicación del Paraíso primigenio y especialmente Damian, el joven enigmático, que indica el camino al joven Sinclair-Hesse mediante señales cumpliendodemian-298x300 finalmente el destino que se le tiene designado.
Es una novela con mucha influencia del psicoanálisis, de las interacciones del subconsciente con la vida real y consciente. El hombre, con las herramientas que da la ciencia freudiana, no debe vivir de acuerdo con las leyes exteriores, tiene que escucharse a si mismo y aprender de lo que surge en su interior. La grave crisis que sufrió Hesse están plasmadas claramente en este libro. Él se representa como ese joven niño sometido a una férrea educación, sometido a una fe pietista y severa; pero, al darse cuenta que fuera existe otro mundo formado por la dualidad, donde no todo es blanco o negro sino que el mal y el bien conviven, el cielo y el infierno, Dios y el Demonio … y que todo finaliza en la experiencia de la Guerra, en el hecho más significativo de que nada en este mundo tiene una clasificación unívoca, ella lo trastoca todo y  el destino se cumple.

La vida de cada hombre es un camino hacia sí mismo, el intento de un camino, el esbozo de un sendero. Ningún hombre ha llegado a ser él mismo por completo; sin embargo, cada cual aspira a llegar, los unos a ciegas, los otros con más luz, cada cual como puede. Todos llevan consigo, hasta el fin, los restos de su nacimiento, viscosidades y cáscaras de un mundo primario. Unos no llegan nunca a ser hombres; se quedan en ranas, lagartijas u hormigas. Otros son mitad hombre o mitad pez. pero todos son una proyección de la naturaleza hacia el hombre…Podemos entendernos los unos a los otros; pero interpretar es algo que sólo puede hacer cada uno consigo mismo

demian-8-728

Anuncios

Acerca de oliviaylibros

Luchadora, voraz lectora y dibujante principiante, que ama la Vida por encima de todo
Esta entrada fue publicada en Libros. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a DEMIAN de HERMANN HESSE

  1. Carlos Tupiño dijo:

    Hola Olivia. Es realmente una novela un tanto compleja. Como mencionas, tiene influencias del psicoanálisis que enseñaba Freud, el cual fue de influencia en otros escritores centroeuropeos. Con la explicación que compartes haces posible captar la trama y el cotenido de una obra compleja.

    Le gusta a 1 persona

    • Creo que es una novela que cada persona puede sacar una conclusión o algún pensamiento de ella. Fue una novela rechazada y con los años más apreciada. Es una complejidad que, para mí, viene de todo lo que puedes diferir de ella, puedes elegir una línea de pensamiento, pero te dejarías muchas , como me ha pasado a mí me venían tantas ideas. Pero ahí está la belleza del libro, en cuanto se escribe y publica deja de ser del escritor y pertenece a cada uno de los que lo leemos. Muchas gracias. Tengo tres libros para reseñas pero tan liada en varias lecturas.

      Me gusta

      • Carlos Tupiño dijo:

        Eso es, precisamente, lo interesante de un libro, y me recuerdan unas palabras (creo que de Octavio Paz) refiriéndose a la poesía, en las que comenta que cada poema tiene tantas interpretaciones como lectores. Eso sucede, también, con libros como éste; son páginas que hacen pensar mucho al lector. Ahí, uno de los méritos del escritor y su obra.
        Veo que estarás ocupada con las reseñas. Me alegro. Espero que las puedas compartir pronto a tus lectores.

        Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s